FLAMENCO JONDO

FLAMENCO JONDO DE ARTURO FERNÁNDEZ

30/3/16

CANTAORES GRANADINOS CARMELILLA

       Carmen Villalba Contreras. "Carmelilla" Nació en el barrio de la Churra, bajo la Alhambra, en el año 1926, pero vivó en el Sacromonte desde muy pequeña. Murió en 2006. Sus inicios fueron como bailaora en la zambra del Pitirili, pasando después a la de los Amayas donde cambiaría el baile por el cante, naciendo así una gran cantaora, para mi gusto probablemente una de las mejores.

      Ella recordaba que mientras su familia trabajaba en la zambra, pedía en la puerta para ganarse unos dinerillos, Ya con 11 o 12 años, comenzó a aprender a bailar en "La Pitirili", hasta que como hemos dicho pasó a la zambra de Manolo Amaya. Trabajó muchos años en la Venta Zoraida haciéndose amiga de Lola Flores y Manolo Caracol.
       Lola, cuando venía a Granada, casi siempre comía en su cueva. Uno de los platos preferidos de Lola era el puchero gitano; luego trabajaría con ella en la película "María de la O". También trabajó en El Alamo, Rey Chico y Jardines Neptuno. En Madrid trabajó en el Duende, junto a Manolo Caracol, Gitanillo de Triana y Juan Habichuela. En el Price con Marchena y Farina, todo ello alternando con largas estancias en su Granada, en la que fue asidua en las fiestas de las autoridades de aquel entonces y de las que guardaba infinidad de anécdotas. Ella contaba, que en una ocasión en casa del alcalde Sola, había una gran bandeja de pasteles y que nadie le ofreció ninguno, hasta que en un descuido, la Coneja, cogió la bandeja, la puso en su rodillas y comenzaron a comer. Estando en ello, paso la señora de la casa a la que en un arrebato de nerviosismo le ofrecieron probarlos: ¿Quiere usted pasteles, señora? También fue requerida para que en una de las fincas de Franco le cantase a su familia. 
                  
            Carmelilla tenía una gran voz y muy bonita, pero le daba pánico cantar; pánico que se le quitaba nada más que empezar a cantar y, entonces, ya daba gusto escucharla, sobre todo cuando hacía los cantes del camino y los fandangos de Graná.

                                                                                   
P.D. Algunos de los apuntes aquí recogidos, son del libro: Zambras de Granada de Curro Albaicín.

                                                                                   
           
                                                                               

20/3/16

CANTAORES GRANADINOS MANOLO MONTES

Manuel Guirado Montes, "Manolo Montes". Nació el 17 de Febrero de 1930. El primero de seis hermanos, vería la luz por vez primera en el bello y blanco pueblo costero de Salobreña. De familia aficionada al cante, a la edad de siete años deja Salobreña para instalarse en Málaga, donde la familia residiría durante doce años. Y es aquí donde se siente atraído por el cante.
A los once años de edad canta su primera saeta en la tribuna donde también cantaban Manuel Vallejo, Estrellita Castro y Antoñita Moreno. Al año siguiente, alternaría con el Niño Vélez, Niño de la Rosa, Chato de Almería y Morenito de Jaén. Desde entonces mantuvo un gran respeto y devoción por la saeta como por los pasos de Semana Santa.
De espíritu inquieto, se introduce en el mundo del toro y se viste de luces en varias ocasiones, afición que continúa en Granada donde fija definitivamente su residencia. En 1951 interviene en representación del Camino de Ronda, donde tenia su residencia, en el Concurso de Cante celebrado en la Plaza de Toros, lugar en el que a los pocos días vestiría de luces para intervenir de sobresaliente en una novillada.


Sus primeros contratos surgen con motivo de la Semana Santa granadina en la que, debido a su éxito es requerido por la casa de discos Columbia para comenzar su serie de grabaciones entre las que destaca una compartida con Lolita Sevilla titulada: "Marchas y Saetas", otra en la que interviene junto a Juan el Canastero, Fernando Lastras, la Zambra de María la Canastera y el recitado y la dirección de Rafael Gómez Montero y titulada "Del Albaicín al Sacromonte". Después grabó con TK.

Manolo Montes desde su llegada a Granada y hasta su muerte, fue el saetero oficial de todas las cofradías. Intervino en numerosos festivales por toda la provincia, galas y recitales, y se le impuso la Saeta de Oro.

                                                                                   


15/3/16

CANTAORES GRANADINOS MANUEL CELESTINO "COBITOS"

"Al cante hay que echarle un eco de voz sentimental para que, el que está escuchando, se acuerde de varios tiempos..." había dicho este cantaor que, aunque granadino de adopción, había nacido en Jerez de la Frontera en el año 1896.
Manuel Celestito Cobos "Cobitos", llega a Granada en el año 1921. Aquí conocería a la que sería su mujer, la cual se dedicaba a vender por aquel entonces caramelos y pipas por la zona donde estaba ubicado el café cantante de Pepe Cuéllar. Contaba Cobitos que una vez que lo vio actuar en dicho café le dijo: "canta usted muy bien". "Muchas gracias, mujer". Y empezamos, hicimos amistad...: ¡quién lo iba a decir!, nos casamos, nos fuimos a Córdoba y allí vivimos siete u ocho años, y fue allí donde gané mi primer premio, quedando segundo en un concurso de saetas que organizaba el ayuntamiento. El primer premio se lo dieron a una muchacha que tenía  muy buena voz-porque en aquel entonces no había micrófonos ni nada de eso. Después le cantemos los dos a todos los pasos desde el balcón del Ayuntamiento.
Manuel en su carrera artística cosecharía entre quince o veinte premios, entre los que se encuentran: cuatro de Fuengirola, dos de Málaga, entre diez o doce en la Unión; premios por malagueñas, por soleá, por tarantas, por cartageneras etc. 


Manuel Celestino cantó en el Café de Chinita con las más señeras figuras del flamenco como fueron,: la Niña de los Peines, Manuel Torre, Vallejo, Marchena...
Manuel, decía: que quién hacía los cantes de Frasquito Yerbabuena era él--. A mí siempre me gustaron mucho sus cantes y por eso, por lo que me gustaban los aprendí y los canto ahora exactamente igual que él, lo que no hace nadie... Yo le he hecho letras, que las tengo grabadas, cantadas por el cante suyo, esto decía Cobitos de su amigo Yerbabuena.
Manuel Celestino fue un cantaor con una voz pequeña, corta, casi un hilo. Pero su modulación y la forma de ejecutar los palos más difícil, le ganaron la amistad y el respeto de los más exigentes. A veces, le oí, con aquel hilo de voz, alargar los tercios y parecía que no iba a poder salir. Pero Cobitos , salía con la misma facilidad con la que empezaba. Hay una anécdota muy curiosa de Manuel, y es que en un festival en Guadix, preguntó ¿quien me va a tocar?, y le respondieron: aquél, Paco. Mirando respondió: ¡aquél! Ese no me toca a mi, que corre mucho.
El personaje al que me refiero, era nada más y nada menos que, Paco de Lucia.
Manuel nos dejó a la edad de noventa años, el día 22 de febrero de 1986. Hay que agradecerle que si hoy conocemos la soleá del "Portugués", del que la había aprendido en su juventud, se lo debemos a él.

                                                                         


8/3/16

CANTAORES GRANADINOS VICTORINO DE PINOS

Ardua tarea me ha costado poner en mi blog un poco de biografía de este cantaor granadino ya que su hijo también cantaor me ha estado dando largas.
Victorino Campos Fernández, más conocido en el mundo del flamenco por "Victorino de Pinos", nace en la ciudad de Pinos Puente provincia de Granada en el año 1930, de una larga familia gitana. Nadie hasta él había cantado antes.
A la edad de 10 u 11 años era Victorino, la estampa de un gitanillo desarrapado que hace gracias para que le den algo y al que los "señoritos" de la época comienzan a llamar para que les cantara en sus fiestas. También solía acudir a la pescadería, donde había otros jóvenes cantaores y tocaores. Por aquel tiempo, los cantaores que más le gustaban a Victorino son Pepe Pinto, Manuel Vallejo y Antonio Mairena.

Definitivamente influyen en su forma de cantar, Mairena, Juan Talegas, Terremoto y, fundamentalmente, el hijo de Manuel Torre con el que pasa las noches en un carmen albaicinero cantando y escuchando cantar el uno al otro.


Me dicen que Victorino, de entre sus infinitas noches de juergas flamencas para poder ganarse la vida en aquellos tiempos, quemó los que fueron sus años de esplendor. Contaba que en una de estas noches con Manuel el de las Bodegas Granadinas y otros aficionados, les amaneció en Almuñécar bajo unos naranjos a las doce del día siguiente. Pero eso si no recordaba donde empezaron.

Victorino había ganado en el año 1950 el concurso "Hacia la Fama" y, en el año 51 el primer premio en un concurso que se celebró en la plaza de toros de Granada y en el que intervinieron los cantaores citados en el cartel que tenemos expuesto.




El importe de dicho premio fueron 750 pesetas. En la misma velada, vemos que aparece Juan Carmona "Habichuela" haciendo pareja de baile con María "La Golondrina". También ganó el concurso de Güéjar Sierra y queda finalista en el concurso del Cincuentenario.
Según comentaba, decía sentirse orgulloso de haber sido acompañado a la guitarra por el Niño Ricardo,   Paco de Lucia, pero sobre todo, por Sabicas, el cual tenía un disco de Victorino del que comentaba que más gitanito no se pué cantá.

No obstante, fue un cantaor tímido de cara al público. Pero encerrado en el cuarto de los cabales, era distinto. Los que le escucharon siempre hablaron bien de él, incluso el mismo Antonio Mairena vino porque se lo habían comentado a escucharlo personalmente y se vio negro para arrancarlo.
El cante, para él, fue un sentimiento que le recordaba las fatigas y las penas, como a otros tantos.
Fue padre de seis hijos, el mayor Nino de Granada que ha seguido sus pasos y es un buen cantaor, y Luis Campos que toca la sonanta




                                                                               
                                                                                 


Seguidores

Datos personales

Mi foto
Granada, Andalucía, Spain