FLAMENCO JONDO

FLAMENCO JONDO DE ARTURO FERNÁNDEZ

29/1/13

HOMENAJE A RAFAEL GÓMEZ MONTERO: Crónica de Ideal de Granada. Martes 29, 01, 13. LA MIRILLA TEXTO: GERMÁN SUEVO. FOTOS: JUAN ORTIZ.



                      Arturo Fernández (cante), Rafael Hoces (guitarra) y Ana Gorbe (violín), en el homenaje.


Flamencos, poetas y periodistas recuerdan al rey del Sacromonte'



En una sala abarrotada de gente, se celebró en Valderrubio el homenaje al periodista, escritor y poeta Rafael Gómez Montero organizado por las Tertulias Lorquianas en la Casa de Federico García Lorca.

Ibáñez, Barragán, De las Heras, Salobreña y Vaquero, en el acto.


Nadie faltó a la cita, convocada por Francisco Vaquero, ni siquiera la luna que, gozosa y rotunda, derramaba sobre el patio de la casa la gracia de los caireles lorquianos.
El acto se inició con una semblanza realizada por cinco personas que le conocieron muy bien.
Introdujo Esteban de las Heras, quien subrayó la faceta periodística de Gómez Montero, y le siguieron Eduardo Panadero Valiente, Juan Antonio Ibañez, Antonio Barragán Roda y el pintor y escritor, especialista lorquiano, José Salobreña. Intervenciones breves para resaltar la figurade Rafael Gómez Montero, definido allí como el "rey del Sacromonte", su amistad con María la Canastera, su trabajo como cronita del Barranco del Poqueira, su perfíl poético con las fiestas y lecturas en Almuñécar, (Fiesta de las Sirenas), Salobreña (Lucero del Alba), creador de Revista oral de poesía hispánica Hontiveros, etc. Rafael Gómez Montero, autor del conocido verso ('Entre Víznar y Alfacar/ mataron a un ruiseñor/ porque quería cantar...'), un verso que emocionó tanto a Antonio Barragán que se le quebró la garganta cuando lo recitaba.
En la mesa de tertulia se agolpaban los recuerdos de un hombre, Rafael,entregado por entero a cantar y a contar Granada. Las mejores voces y sonidos de la noche subían la intensidad de la emoción... Valderrubio, El Albaicín, Camino del Monte, hasta el alto arrabal de San Miguel de las estrellas. 'Miel y Canela', su perra, baila y ladra feliz su particular zambra gitana.
Pero el verdadero protagonista de la noche fue el cantaor Arturo Fernández, amigo de Gómez Montero y promotor del homenaje. Arturo Fernández, hondo y poderoso de voz, Rafael Hoces,  certero y resuelto con la guitarra y Ana Gorbe, prodigiosa con el violín cubrieron con primores de encaje los cantares flamencos de la noche.

Cita de postín
Agradeció el acto el hijo de Gómez Montero, Rafael Gómez Benito, también con alma de artista, acompañado de otros familiares y muchos amigos que llenaron a reventar el salón de actos de la casa de Federico. Gente de la cultura como Manuel Martín Lafuente, Purita Vaquero, Josefina Serrano, Brígida Coín, Charo Bonilla, María del Carmen Párrizas, María del Carmen García de la Vega, Ángeles Serrano, Pepe Leiva, Encarnita Fuentes, Antonio Almirón, Mateo Tejeda (presidente de la peña La Parra), acompañado de varios socios.
Fue un día de encuentros de muchos flamencos. Allí estaban Isidoro Pérez, concertista de guitarra y presidente de la federación granadina de peñas flamencas; Manuel Ruiz, presidente de la peña de Ogíjares; José Morillas, directivo de La Parra ; José Antonio Sánches Garrido, directivo de la peña de Illora, Rafael "El Taruguillo", una enciclopedia viviente del mundo flamenco.
Seguro que Rafael Gómez Montero hubiera disfrutado con tantos amigos en torno a Granada, Federico, la poesía y el mundo flamenco.


Arriba, agradeciendo el acto, Rafael Gómez Benito, Juan Antonio Ibáñez, Francisco Vaquero, Arturo Fernández, Rafael Hoces, Ana Gorbe y Federico.


De idz. a der. Manolo Cano, Andrés Segovia, Sabicas y nuestro homenajeado, Rafael Gómez Montero, nacido en Ávila el día 14 de Octubre de 1922, año en el que se celebró en Granada el famoso concurso de Cante Jondo. Quién diría que  con el paso del tiempo él sería el presentador de la celebración del cincuentenarío de dicho Concurso.








4/1/13

EL FLAMENCO PURO


Desde un tiempo a esta parte, se viene hablando mucho en el flamenco de lo puro y lo que no lo es, pero sobre todo de los flamencos que en cierta forma defendemos el flamenco llamémosle tradicional, a los cuales nos llaman puristas, a los que en cierta forma les gusta o hacen el llamado flamenco fusión.

Me ha costado tiempo y pensarlo bastante en decidirme a dar mi punto de vista sobre el tema, y puedo estar equivocado como tantas veces suelo hacerlo, pero es simplemente como digo mi punto de vista. La palabra purista la verdad es que me molesta un poco, no por el significado en sí de la palabra, pero si por la forma en que se quiere expresar, es decir, como si los que defendemos esta clase de flamenco tradicional ahora fuéramos unos bichos raros. Bajo mi punto de vista todo en esta vida tiene que evolucionar, porque si no todavía estaríamos en la edad de piedra, pero siempre dentro de unos parámetro; no todo debe de valer dentro del flamenco como se está haciendo para en cierta forma vivir y comer a costa de llamarle: flamenco, flamenquito, aflamencado, fusión, flamenco nuevo o como quieran llamar a tanta basura como se está haciendo, y que señores periodistas, presentadores y algunos escritores lo describan como flamenco, y los raros seamos los que defendemos si quieren llamarlo así, lo puro.

¿Qué pasaría si esto ocurriera con la música de Vivaldi, Bach, Stravinski, Mozart o Beethoven, por ejemplo, o con la ópera?, porque si en el flamenco es que todo vale, pues apaga y vámonos. Ya como sabemos la inmensa mayoría en 1922, una serie de señores entre los que se encontraban como ustedes saben Manuel de Falla, F. García Lorca, Joaquín Turina, Zuloaga, Miguel Cerón etc., organizaron el célebre concurso intentando que no llegase a más la adulteración que ya había emprendido en aquellos tiempos el flamenco, que creo no era ni una decima parte de lo que está ocurriendo ahora, ¿con qué motivo se crearon las peñas? Pues precisamente para difundir y velar por esa tradición o pureza como quieran llamarle del cante. Y los famosos concursos, ¿para qué nacieron? ¿en cuántos se han eliminado a los cantaores por no hacer los cantes puros, según los señores del jurado? Por cierto y sigue pasando, más de la mitad de estos señores que están en los jurados no entienden de flamenco; se creen que con distinguír lo que es una soleá o una seguiriya, eso es saber, pero vamos esto es otro tema que quizás otro día toque.

Ahora pregunto: cuando visitamos una ciudad ¿Qué es lo que vamos a ver? Sus edificios nuevos tan altos y horrorosos la mayoría, o los cascos antiguos y sus museos. Con esto no quiero hacer una apología a ultranza ni un conservadurismo radical. Volviendo al flamenco a su hermetismo o a las cuevas como algunos dicen que estaba, cosa que creo no ha sido así del todo, pues como nos describe Cervantes a Preciosa, ya cantaba y bailaba en algunas fiestas, o el mismo Estébanez Calderón en sus Escenas Andaluzas también nos habla de una fiesta en la que se encontraban el Fillo, Juan de Dios, la Perla, el Planeta y algunos más. De acuerdo que luego con la llegada de los cafés cantantes terminó de abrirse al gran público, pero no estaba tan enclaustrado como nos quieren hacer creer, de todas las maneras pienso sinceramente que al flamenco pueden llegar otros instrumentos que lo enriquezcan, pero que si se canta por seguiriyas suene a seguiriyas, independiente de la música que quieras meterle, pero conservando su base, ¿o acaso pegar gritos con una banda de rock es hacer flamenco?, por poner un ejemplo, que podríamos poner muchos. Sinceramente creo que si el flamenco ha llegado aquí a nuestros días conservando toda su esencia es debido en parte a esos cantaores y aficionados que han antepuesto su arte a favor del flamenco y no al revés, es decir, el flamenco en favor de ellos. Lo siento por los que no les pueda gustar este comentario, pero yo me aficioné a este arte escuchando a D. Antonio Chacón, Manuel Torre, Juanito Mojama, Tomas y Pastora Pavón, Cojo de Málaga, Juan Talegas, Antonio Mairena, Juan Varea, el Gallinas, Terremoto, Fernanda de Utrera, Vallejo, es decir, flamenco tradicional o puro, me da igual el nombre.

                                                         Arturo Fernández

"Cuando en la taberna del Pinto escuché una noche a Talega, Pastora, Tomás Torre y Antonio Mairena, comprendí que esa era la verdad del cante y el camino a seguir".
                                                                                                 JESÚS HEREDIA


                                                                                                                 


Seguidores

Datos personales

Mi foto
Granada, Andalucía, Spain