FLAMENCO JONDO

FLAMENCO JONDO DE ARTURO FERNÁNDEZ

18/12/11

CATAORES GRANADINOS ( NIÑA SALINAS )

Carmen Salinas Contreras, pues así era como se llamaba la cantaora que nos ocupa.
Alumna en la academia de cante de "El Cartero" una de las muchas academias que se constituyeron con motivo del concurso de 1922 en Granada.

Tenía 16 años de edad, cuando la "Niña Salinas" se presentó en dicho concurso, obteniendo un premio de quinientas pesetas. Como la niña cantaora no ajustaba su cante a la guitarra, tuvo Nicolás el "Tuerto"que adiestrala, dándole clases antes; este Nicolás cantaba y tocaba la guitarra. Ya nos ocuparemos en otra ocasión de este peculiar cantaor.

Cuentan que en el concurso, la Niña de Salinas, hizo levantarse al mismísimo Chacón al cantar una malagueña con su voz que era bellísima. En el concurso cantó siguiriyas, soleares, malagueñas y medias granaínas, en su casa le rompieron el diploma de del premio, para que se olvidara del cante.


A la izquierda: Niña Salinas,en el centro: Manuel Martín Liñán, presidente que fue de La Platería y Andrés Segovia en el concurso del cincuentenarío.

Cuando ya habían pasado cincuenta años del famoso concurso, en una entrevista que le hacen a Carmensita Salinas-ya doña Carmen Salinas Contreras- contó una anécdota que no llegó a publicarse en 1922. En la preparación del programa del concurso ella quiso cantar saetas, pero no se lo permitieron, aun sabiendo que ella era una especialista en este cante. La razón oculta fue que Monolito Ortega, el gran cantaor representativo después del cante gitano, había pedido también cantarlo ¿no sería éste también el principio del teje y maneje que existe en los concursos? ¿Quizás por eso no se llevó "La Niña Salinas" el premio de categoría que alcanzó Manolo Caracol?.
Se eclipsó del mundo artístico por imposición de su padre Manuel Salinas Pérez, tabernero en la calle de Molinos, quien impidió que grabase un disco que le ofreció Antonio Chacón y que Zuloaga y otros amigos de Falla le ayudaran para convertirla en una profesional, costeándole toda la preparación necesaria.

Antonio López Sancho


La gran atracción insospechada por el público, fue Diego Bermúdez "El Tenazas". De él se dijo que era a modo de un bargueño antiguo en el que, de repente, se hubiese hallado un documento del primitivo cante jondo. Un silencio lleno de expectación lo envolvió al parecer en el tablado. Diego, con un hondo suspiro, se lanzó:



     
                                                                            
                                                                             
                                                                               

                                                                                  Mundito engañoso,
                                                                                  lasgüertas que da,
                                                                     que los pasitos que yo doy p' alante
                                                                                  se me van p' atrás.


17/12/11

¡Ay Niña!

En la fuente bullidora
baña tus pies de azucena.
Cuando el árbol floreaba
la fuente llora de pena.

Porque el agua también llora
cuando tú bebes de ella
y se refleja tu rostro
como tallado en la piedra.

Plácida bajó una noche,
la luna a beber en ella,
y en el agua cristalina
al contemplar tu belleza
se fue alejando en silencio
sin haber bebido de ella.

¡Ay niña con tu hermosura!
cuando a la fuente te acercas.

Arturo Fernández





14/12/11

CANTAORES GRANADINOS ( FRASQUITO YERBABUENA )

                                                                    Ya se acabó la alegría
                                                                    en la Pescaería madre
                                                                    ya se acabó la alegría
                                                                    Al morir el, Yerbabuena
                                                                    hombre que tanto valía
                                                                    por sus condiciones buenas

Francisco Gálvez Gómez (n.1883, m.1944), el que más celebridad alcanzó de los cantaores granaínos de la época. Era Frasquito hombre alegre, cordialísimo y generoso, con gran cantidad de amigos.
Tenía Frasquito una gran voz, fuerte, de mucho poder, el gusto por el cante lo heredó de su padre Eduardo Galvez, gran aficionado.
En un periódico de Sevilla que llegó a manos de Frasquito en Granada, apareció un artículo en el que varios cantaores sevillanos se referían a él tachándole de poco completo. Frasquito acusó recibo sin pronunciar palabra en su defensa, de tal manera que se limitó a ir a Sevilla y buscar a los cantaores en cuestión; reunidos en una fiesta, cada uno fue haciendo el canto de su especialidad, el palo fuerte que cada cantaor dominaba; cuando hubieron terminado, "Yerbabuena", omitiendo toda mención al artículo  de marras, trazó un amplio recorrido interpretando uno por uno todos palos que, en calidad de especialistas, habían hecho los allí reunidos...



Intimo de toreros como Chicuelo, y de políticos como Natalio Rivas, quien le dedicó una foto al (Gayarre del cante flamenco). De grandes sentimientos, ejercía un gran dominio sobre la gente.
Fue Alcaide de la Pescadería y cuando no había entrada de pescado se iba con sus amigos al ventorrillo de la Mosca. Y como era hombre espléndido, las juergas flamencas se sabía cuando comenzaban pero nadíe adivinaba su final. Cantaba desde niño con un dominio total para las granaínas, y los tientos les dio una fuerza especial. Al tiempo del Concurso de Cante Jondo tenía 37 años, era un poco grueso y vestía garbosamente capa con botonadura de oro y vueltas rojas.Tenía un gusto especial, de ternura melódica, para cantar su granaínas.

                                                                                                                   Cipresicos de Graná
                                                                                                                   que estáis mirando a la vega,
                                                                                                                   decidle a la del cortijo
                                                                                                                   que la quiero y que me quiera...


Aunque Frasquito Gálvez sentía marcada predilección por esta.

                                                  A la corriente del agua,
                                                  la yerbabuena se cría
                                                  si me has de olvidar mañana
                                               ¿ a qué vienes en busca mía?



Así por su reiteración, con esta letra, los amigos lo llamaron por ese íntimo y aromático sobrenombre.

HIERBABUENA


Francisco Gálvez fue íntimo del poeta Alberto Alvares de Cienfuegos y se intercambiaron la promesa de que el que muriese primero recibiría la ofrenda de una copla jonda, o unos versos. (Yerbabuena) murió trágicamente en la calle de Pagés, en el corazón del Albaicín, y Alvares de Cienfuegos cumplió su ofrecimiento recitándole al cubrirlo la tierra:

                                                         


                                           ¡Ay que se murió el jilguero
                                            de Frasquito Yerbabuena!
                                            Por la Carrera del Darro
                                            los gitanos se lo llevan,
                                            en una caja de coplas
                                            con serrauras de pena...








Poco antes de morir un grupo de amigos lo convencieron para que grabase, ya que él no quería.
Frasquito Yerbabuena machó a Barcelona, tras la alegre despedida en la granadina Estación de los Ferrocarriles de Andaluces. A los dos días estuvo de vuelta. Alarmados los amigos por la prontitud, pidiéndole noticias. Fueron estas:-Sí, cuando llegué a Barcelona, visité el estudio. Estaba todo preparado para grabar, cuando apareció el director, un inglés con una cara de malasombra que no había quien lo aguantara. ¿iba yo a cantarle allí, a aquel tío? ¡ni hablar! Di media vuelta y me volví a Graná.
No existen, por tanto, ninguna grabación de Francisco Gálvez Gómez "Frasquito Yerbabuena".

Relato según: E.M.F. el flamenco en granada.




                                            Manuel Celestino "Cobitos" haciendo los cantes de Frasquito



9/12/11

CANTAORES GRANADINOS ( LA PEZEÑA )

       

           Soy de La Peza, pezeña,
           de los Montes, montesina,
           y para servir a ustedes
           soy de Graná, granaína.





En plena sierra del Parque Natural de Huétor Santillán, a 60 Km. de Granada por la A 92 dirección Murcia, se encuentra este pequeño pueblo donde nació nuestra protagonista, quien posiblemente fuera la primera cantaora granadina de renombre. Me estoy refiriendo a África Vázquez "La Pezeña", a la cual conocemos a través del libro  de Fernando el de Triana (Arte y Artistas Flamencos).
Fernando, nos dice: Granada tiene muchos y muy buenos cantes, sobre todo los cantes de la Peza, que son muy duros y muy bien musicados. Aún recuerdo a una cantaora pezeña que hubo en Sevilla, en el café de Silverio, que se llamaba África y hacía furor con su cante. Esta extraordinaria cantaora dejó en Sevilla gratos recuerdos para muchos años. Africa actuó con Juan Breva, Paco Botas, y María Borrico entre otros.
También hay constancia de que África actuara en Barcelona, en el café de La Alegría, y durante dos años (1884-1886) en el Café de La Unión, conocido también por el Café Concierto Barcelonés y nominado posteriormente Alcázar Español. A África se le atribuye la popularización en Barcelona de estilos como: la malagueña, la cartagenera y la granaina.




5/12/11

CANTAORES GRANADINOS ( PACO EL DEL GAS )

Francisco Rubio López, (Paco el del Gas), (n. 1873) tuvo una larga vida entregado al cante y llena de anécdotas. Fue uno de los mejores intérprete de granaínas. Farolero, primero, de ahí el apodo por el que se le conoció en el mundo flamenco, y zapatero remendón después, aunque poco trabajó en el oficio.
Vivía en la plaza del Lavadero, casado con una planchadora, quien lo tenía siempre pulcro, con una chaquetilla muy alisada, gorra y pañuelo negro al cuello. Le gustaba mucho los pájaros, teniendo la fachada de su vivienda repleta de jaulillas con camachos y colorines, apostando con sus amigos sobre el que cantara más. Quizás por eso sentía predilección por la copla de Ángel Ganivet, ya aflamencada:


                                                                                                     Lejos muy lejos de España
                                                                                                     yo me llevé un ruiseñor;
                                                                                                     lejos, muy lejos de España
                                                                                                     y en sus cantares decía
                                                                                                     quiero vivir en Graná,
                                                                                                     Graná que es la tierra mía.

Tenía fama de desgano, (Paquillo el del Gas). Su mujer se llamaba Josefa, y él para ahorrar esfuerzo la llamaba Fa. Era hombre de mediana estatura, de nariz grande y muy gracioso. La noche flamenca del comienzo de siglo pasado no se concebía sin oír su voz:

                                                                                                     Se vistió de gala el sol
                                                                                                     el día que tú naciste,
                                                                                                     se vistió  de gala el sol,
                                                                                                     hubo en el cielo una fiesta
                                                                                                     que hasta el mismo Dios bailó

El Flamenco en Granada:  E. Molina Fajardo.                          Seguir pinchando en entradas antiguas



Seguidores

Datos personales

Mi foto
Granada, Andalucía, Spain