FLAMENCO JONDO

FLAMENCO JONDO DE ARTURO FERNÁNDEZ

18/12/11

CATAORES GRANADINOS ( NIÑA SALINAS )

Carmen Salinas Contreras, pues así era como se llamaba la cantaora que nos ocupa.
Alumna en la academia de cante de "El Cartero" una de las muchas academias que se constituyeron con motivo del concurso de 1922 en Granada.

Tenía 16 años de edad, cuando la "Niña Salinas" se presentó en dicho concurso, obteniendo un premio de quinientas pesetas. Como la niña cantaora no ajustaba su cante a la guitarra, tuvo Nicolás el "Tuerto"que adiestrala, dándole clases antes; este Nicolás cantaba y tocaba la guitarra. Ya nos ocuparemos en otra ocasión de este peculiar cantaor.

Cuentan que en el concurso, la Niña de Salinas, hizo levantarse al mismísimo Chacón al cantar una malagueña con su voz que era bellísima. En el concurso cantó siguiriyas, soleares, malagueñas y medias granaínas, en su casa le rompieron el diploma de del premio, para que se olvidara del cante.


A la izquierda: Niña Salinas,en el centro: Manuel Martín Liñán, presidente que fue de La Platería y Andrés Segovia en el concurso del cincuentenarío.

Cuando ya habían pasado cincuenta años del famoso concurso, en una entrevista que le hacen a Carmensita Salinas-ya doña Carmen Salinas Contreras- contó una anécdota que no llegó a publicarse en 1922. En la preparación del programa del concurso ella quiso cantar saetas, pero no se lo permitieron, aun sabiendo que ella era una especialista en este cante. La razón oculta fue que Monolito Ortega, el gran cantaor representativo después del cante gitano, había pedido también cantarlo ¿no sería éste también el principio del teje y maneje que existe en los concursos? ¿Quizás por eso no se llevó "La Niña Salinas" el premio de categoría que alcanzó Manolo Caracol?.
Se eclipsó del mundo artístico por imposición de su padre Manuel Salinas Pérez, tabernero en la calle de Molinos, quien impidió que grabase un disco que le ofreció Antonio Chacón y que Zuloaga y otros amigos de Falla le ayudaran para convertirla en una profesional, costeándole toda la preparación necesaria.

Antonio López Sancho


La gran atracción insospechada por el público, fue Diego Bermúdez "El Tenazas". De él se dijo que era a modo de un bargueño antiguo en el que, de repente, se hubiese hallado un documento del primitivo cante jondo. Un silencio lleno de expectación lo envolvió al parecer en el tablado. Diego, con un hondo suspiro, se lanzó:



     
                                                                            
                                                                             
                                                                               

                                                                                  Mundito engañoso,
                                                                                  lasgüertas que da,
                                                                     que los pasitos que yo doy p' alante
                                                                                  se me van p' atrás.


17/12/11

¡Ay Niña!

En la fuente bullidora
baña tus pies de azucena.
Cuando el árbol floreaba
la fuente llora de pena.

Porque el agua también llora
cuando tú bebes de ella
y se refleja tu rostro
como tallado en la piedra.

Plácida bajó una noche,
la luna a beber en ella,
y en el agua cristalina
al contemplar tu belleza
se fue alejando en silencio
sin haber bebido de ella.

¡Ay niña con tu hermosura!
cuando a la fuente te acercas.

Arturo Fernández





14/12/11

CANTAORES GRANADINOS ( FRASQUITO YERBABUENA )

                                                                    Ya se acabó la alegría
                                                                    en la Pescaería madre
                                                                    ya se acabó la alegría
                                                                    Al morir el, Yerbabuena
                                                                    hombre que tanto valía
                                                                    por sus condiciones buenas

Francisco Gálvez Gómez (n.1883, m.1944), el que más celebridad alcanzó de los cantaores granaínos de la época. Era Frasquito hombre alegre, cordialísimo y generoso, con gran cantidad de amigos.
Tenía Frasquito una gran voz, fuerte, de mucho poder, el gusto por el cante lo heredó de su padre Eduardo Galvez, gran aficionado.
En un periódico de Sevilla que llegó a manos de Frasquito en Granada, apareció un artículo en el que varios cantaores sevillanos se referían a él tachándole de poco completo. Frasquito acusó recibo sin pronunciar palabra en su defensa, de tal manera que se limitó a ir a Sevilla y buscar a los cantaores en cuestión; reunidos en una fiesta, cada uno fue haciendo el canto de su especialidad, el palo fuerte que cada cantaor dominaba; cuando hubieron terminado, "Yerbabuena", omitiendo toda mención al artículo  de marras, trazó un amplio recorrido interpretando uno por uno todos palos que, en calidad de especialistas, habían hecho los allí reunidos...



Intimo de toreros como Chicuelo, y de políticos como Natalio Rivas, quien le dedicó una foto al (Gayarre del cante flamenco). De grandes sentimientos, ejercía un gran dominio sobre la gente.
Fue Alcaide de la Pescadería y cuando no había entrada de pescado se iba con sus amigos al ventorrillo de la Mosca. Y como era hombre espléndido, las juergas flamencas se sabía cuando comenzaban pero nadíe adivinaba su final. Cantaba desde niño con un dominio total para las granaínas, y los tientos les dio una fuerza especial. Al tiempo del Concurso de Cante Jondo tenía 37 años, era un poco grueso y vestía garbosamente capa con botonadura de oro y vueltas rojas.Tenía un gusto especial, de ternura melódica, para cantar su granaínas.

                                                                                                                   Cipresicos de Graná
                                                                                                                   que estáis mirando a la vega,
                                                                                                                   decidle a la del cortijo
                                                                                                                   que la quiero y que me quiera...


Aunque Frasquito Gálvez sentía marcada predilección por esta.

                                                  A la corriente del agua,
                                                  la yerbabuena se cría
                                                  si me has de olvidar mañana
                                               ¿ a qué vienes en busca mía?



Así por su reiteración, con esta letra, los amigos lo llamaron por ese íntimo y aromático sobrenombre.

HIERBABUENA


Francisco Gálvez fue íntimo del poeta Alberto Alvares de Cienfuegos y se intercambiaron la promesa de que el que muriese primero recibiría la ofrenda de una copla jonda, o unos versos. (Yerbabuena) murió trágicamente en la calle de Pagés, en el corazón del Albaicín, y Alvares de Cienfuegos cumplió su ofrecimiento recitándole al cubrirlo la tierra:

                                                         


                                           ¡Ay que se murió el jilguero
                                            de Frasquito Yerbabuena!
                                            Por la Carrera del Darro
                                            los gitanos se lo llevan,
                                            en una caja de coplas
                                            con serrauras de pena...








Poco antes de morir un grupo de amigos lo convencieron para que grabase, ya que él no quería.
Frasquito Yerbabuena machó a Barcelona, tras la alegre despedida en la granadina Estación de los Ferrocarriles de Andaluces. A los dos días estuvo de vuelta. Alarmados los amigos por la prontitud, pidiéndole noticias. Fueron estas:-Sí, cuando llegué a Barcelona, visité el estudio. Estaba todo preparado para grabar, cuando apareció el director, un inglés con una cara de malasombra que no había quien lo aguantara. ¿iba yo a cantarle allí, a aquel tío? ¡ni hablar! Di media vuelta y me volví a Graná.
No existen, por tanto, ninguna grabación de Francisco Gálvez Gómez "Frasquito Yerbabuena".

Relato según: E.M.F. el flamenco en granada.




                                            Manuel Celestino "Cobitos" haciendo los cantes de Frasquito



9/12/11

CANTAORES GRANADINOS ( LA PEZEÑA )

       

           Soy de La Peza, pezeña,
           de los Montes, montesina,
           y para servir a ustedes
           soy de Graná, granaína.





En plena sierra del Parque Natural de Huétor Santillán, a 60 Km. de Granada por la A 92 dirección Murcia, se encuentra este pequeño pueblo donde nació nuestra protagonista, quien posiblemente fuera la primera cantaora granadina de renombre. Me estoy refiriendo a África Vázquez "La Pezeña", a la cual conocemos a través del libro  de Fernando el de Triana (Arte y Artistas Flamencos).
Fernando, nos dice: Granada tiene muchos y muy buenos cantes, sobre todo los cantes de la Peza, que son muy duros y muy bien musicados. Aún recuerdo a una cantaora pezeña que hubo en Sevilla, en el café de Silverio, que se llamaba África y hacía furor con su cante. Esta extraordinaria cantaora dejó en Sevilla gratos recuerdos para muchos años. Africa actuó con Juan Breva, Paco Botas, y María Borrico entre otros.
También hay constancia de que África actuara en Barcelona, en el café de La Alegría, y durante dos años (1884-1886) en el Café de La Unión, conocido también por el Café Concierto Barcelonés y nominado posteriormente Alcázar Español. A África se le atribuye la popularización en Barcelona de estilos como: la malagueña, la cartagenera y la granaina.




5/12/11

CANTAORES GRANADINOS ( PACO EL DEL GAS )

Francisco Rubio López, (Paco el del Gas), (n. 1873) tuvo una larga vida entregado al cante y llena de anécdotas. Fue uno de los mejores intérprete de granaínas. Farolero, primero, de ahí el apodo por el que se le conoció en el mundo flamenco, y zapatero remendón después, aunque poco trabajó en el oficio.
Vivía en la plaza del Lavadero, casado con una planchadora, quien lo tenía siempre pulcro, con una chaquetilla muy alisada, gorra y pañuelo negro al cuello. Le gustaba mucho los pájaros, teniendo la fachada de su vivienda repleta de jaulillas con camachos y colorines, apostando con sus amigos sobre el que cantara más. Quizás por eso sentía predilección por la copla de Ángel Ganivet, ya aflamencada:


                                                                                                     Lejos muy lejos de España
                                                                                                     yo me llevé un ruiseñor;
                                                                                                     lejos, muy lejos de España
                                                                                                     y en sus cantares decía
                                                                                                     quiero vivir en Graná,
                                                                                                     Graná que es la tierra mía.

Tenía fama de desgano, (Paquillo el del Gas). Su mujer se llamaba Josefa, y él para ahorrar esfuerzo la llamaba Fa. Era hombre de mediana estatura, de nariz grande y muy gracioso. La noche flamenca del comienzo de siglo pasado no se concebía sin oír su voz:

                                                                                                     Se vistió de gala el sol
                                                                                                     el día que tú naciste,
                                                                                                     se vistió  de gala el sol,
                                                                                                     hubo en el cielo una fiesta
                                                                                                     que hasta el mismo Dios bailó

El Flamenco en Granada:  E. Molina Fajardo.                          Seguir pinchando en entradas antiguas



13/8/11

A MORENTE



Hoy, después de un par de meses sin escribir en estas paginas, por falta de tiempo, el cual sigo sin tener, quiero escribir unos comentarios referentes a mi paisano y amigo, Enrique Morente. Dichos comentarios no son de un servidor, si no de un grupo de personas bastante más cualificadas que este humilde aficionado que tararea un poquito en este arte llamado flamenco.


                                                          A MORENTE

Viernes, 4 de febrero de 1994. II Festival Flamenco de Madrid: LOS NUEVOS RUMBOS DEL FLAMENCO. Este cartel era anunciador de la actuación de una figura excepcional no pródiga en este tipo de acontecimientos: la de Enrique Morente.
Hacía tiempo que nadie nos provocaba cantando ni nos producía cierto desazón y escalofrío. Enrique esa noche lo hizo una vez más, mientras nos removía el baul de los recuerdos.
                                                                                                              JOSÉ BLAS VEGA


Tengo a mi olivetti tan acostumbrada a escribir de Enrique Morente , que cada vez que le pido un esfuerzo más, un poco por su parte para tallar en el papel la diáfana palabra, colabora encantada.
Yo soy de Sevilla, vientre fecundo de la historia del flamenco. Como sevillano quiero a esta tierra, pero la venda de la pasión y la ignorancia no me impide verle sus muchos defectos.
Porque Sevilla, como diría un castizo de Triana, ¡tiene más guasa que la ma! Tanta guasa que, como es de sobra conocido, engendra a críticos flamencos que son capaces de herir la sensibilidad del que, según mi opinión, compartida por otras muchas personas, es el más interesante músico flamenco que ha dado el cante en el siglo xx.
                    MANUEL BOHÓRQUE CASADO


A mí Enrique Morente me despertó al mundo del flamenco a través de las veredas tortuosas de la sangre alborotada y ese deseo de buscar que no se apaga nunca.
Desde que el granaíno empezó a formase dentro de mi
     
          JOSE LUIS BUENDÍA LÓPEZ



¿Tó lo quieres saber, tó lo vas a preguntar?, contestó el cantaor granaíno antes un interrogatorio sobre sus inicios en el flamenco que le pareció improcedente.
Ocurría durante el rodaje de un capítulo  del programa televisivo"Rito y geografía del cante".



Si he de buscar las cualidades más destacadas de Enrique Morente como artista, diré que la fe en sí mismo y la valentía.
Puristas o no, todos los que estamos en el flamenco con más o menos embeleso hemos admitido como intachable, dentro del contexto neoclásico del flamenco, su cultivo de las formas tradicionales.
Hagamos algunos recuadros de primer plano en su panorama artístico: todos hemos reconocido su perfecto conocimiento de Chacón como de los viejos de los Puertos, de Marchena como de Mairena...Si los mairenitas eran los más reticentes con este fenómeno morentiano, no tendrán más remedio que reconocerle como el primero en cantar bien al Charamusco de Mairena. Antes había hecho de un viejo cante abandolao de la Peñaranda una malagueña moderna que todos canta a su nueva imagen y semejanza como histórica y clasica
          AGUSTIN GÓMEZ

A Antonio Grimaldos se lo confesó Antonio Mairena en la revista "Cabal": En cualquier tipo de música cualquier innovación que no aporte calidad es algo transitorio, una moda de cuatro días que desaparece igual que viene. Un caso diferente es el de Enrique Morente, que hace un cante futurista, intentando marcar la linea de lo que puede ser  el flamenco de mañana. Puede ser así o no ser, pero al menos trabaja con honestidad.

Bueno con esto voy a dar por terminados dichos comentarios, ya que podríamos estar aquí hablando días enteros como de cualquier genio y ENRIQUE lo era.


                                                                                                        ¡Bendita sea tu pureza Enrique,
                                                                                                         y eternamente lo sea!
                                                                                                                   EUSEBIO RIOJA  

                                                  




                                                                                                   Para seguir, pnchas entradas antiguas

15/6/11

EL DUENDE EN EL FLAMENCO

El duende ¿qué es el duende? Palabra muy pronunciada en el argot flamenco, especialmente por los gitanos, pero parece ser que solo ellos lo ven, porque solo ellos hablan de este misterio, pero la verdad es que nadie  lo ha visto todavía. Yo, más que creer en el duende, lo que creo es en la inspiración del artista; hay momentos que uno está más inspirado que otros, porque como seres humanos que somos unos días estamos mejor y otros peor, y dependiendo del estado anímico en que nos encontremos en ese momento, va a depender en mucho el grado de inspiración y a eso es a lo que se le podría llamar el duende, éste que tanto misterio tiene, pero sin darle más importancia que la que tiene, porque hay gente que habla de esto como si fuera un don divino que a algunos les alcanza, y a otros no, y el momento de inspiración lo puede tener cualquier artista, como ya hemos mencionado dependiendo del momento anímico, amén de que también dependerá mucho de cómo suene la guitarra, e incluso, del ambiente que en ese momento mágico se esté dando, porque no hay que olvidar que se tiene que conjugar una serie de circutancias para que se dé este hecho.
En el flamenco existen muchas fábulas que la mayoría son inventadas y de las cuales tienen mucha culpa los llamados flamencólogos que las han aceptado, e incluso las han llevado a sus libros, no sé si por quedar mejor, pero estas anécdotas no tienen mucho rigor científico.

                                                                        
                                                                       

15/4/11

A ISABEL CON TODO MI AMOR

A solas estoy con la noche
hablando con mis silencios,
y la noche me comprende
porque sabe que te quiero

Porque la noche comprende
cuando veo aquel lucero
que brilla como un espejo
en el océano inmenso.

Donde se mira la luna
para peinar sus cabellos,
donde las Sirenas cantan
a sus amantes en sueños.

No sé si fueron mis labios
los que rozaron tu pelo,
o mi mirada penetrante
la que desnudó tu cuerpo.

Cuando yo estreché tus carnes
desnudas sobre mi cuerpo,
una llama de pasión
se me caló entre los huesos.

Y yo bebí de tu boca
el agua de mi deseo,
y apagué el fuego en tus labios,
que me quemaba por dentro.

Y me envolví con el viento,
dejando que me llevara
a perderme entre los mares
de tus brazos entreabiertos.

¡Ay! Que alegría quererte,
quererte como te quiero
cuando de noche a solas,
me quedo con tus recuerdos.

                                                   Arturo Fernández. 



     

31/3/11

GRANADA Y SUS GUITARRAS

En las noches de la primavera granadina, se siente el eco humanísimo de la guitarra. Gime en la madrugada cantando, desde las cuevas del Sacro Monte, bajando con el río con ese olor de azahar, nardo y jazmín de los cármenes albayzineros hasta llegar a Plaza Nueva, y desde allí perderse con ese airecillo que nos baja del castillo hacia los rincones más austeros, mezclándose con las luces melancólicas de nuestras plazas. Resuenan en la zambra de Granada, en las noches plácidas al ritmo que le marcan la luz de las estrellas; suena doloría y melancólica. Cada una de sus seis cuerdas es un lamento maravilloso que se esparce en el aire en fragmentos hilvanados deleitándonos los sentidos con sus adornadas melodías.

Arturo Fernández

                                                                                      

Desde don Hernando de Orellana, posiblemente el primer guitarrista en nuestra ciudad de renombre, hasta nuestros días han sido muchos los buenos tocadores que han nacido o pasado por esta ciudad de ensueño.
Recordemos, entre otros a don Andrés Segovia, al maestro Recuerda, Manuel Jofré "Niño de Baza", Juan Hidalgo "Ovejilla", José Cuéllar, Eduardo Gonzáles García, Miguel López "El Santo", Vicente Fernández Maldonado "Vicente el Granaino", Manuel Martín Liñán, José Recuerda Rubio,  Juan Marote, la saga de los Habichuelas, Paquito y Miguel Ángel Cortés, don Manuel Cano Tamayo pasando por Antonio Barrios "El Polinario" y su hijo Ángel Barrios.
Nos cuenta el crítico inglés John B. Trend que un día D. Manuel de Falla lo llevó a su taberna situada en la calle Real de la Alhambra, y en el patio, el pilar había sido ahogado con una toalla, pero no silenciado totalmente; se oía un ligero murmullo de agua que corría a la alberca. don Ángel Barrios, hijo del "Polinario" estaba sentado con la guitarra sobre sus rodillas. La había afinado de un modo que, en cierta extraña manera, armonizaba con el agua que corría y estaba improvisando con sorprendente inventiva y variedad. Pero es que Granada es tierra de guitarra, de fantasía y belleza inusitada.
                                                                                             Arturo Fernández


                                                  
                                                           

Armando Javier López. Concertista granadino 


4/3/11

"BIEN DICHO Y BIEN CANTAO"



El día 28, con motivo de la festividad del día de Andalucía, el Excmo. Ayuntamiento de Quéntar, quiso homenajearnos, por nuestra trayectoria a Curro Albayzín y a un servidor.
El acto tuvo lugar en el mismo Ayuntamiento que posee un salón de actos con un buen escenario, y una muy buena capacidad para el público, que lo llenó todo.
El homenaje empezó con la ilustración de un pequeño reportaje sobre nuestras trayectorias artísticas desde nuestros comienzos. Siguió con unos bailes a cargo de las bailaoras de la academia de  "Miguel Medina". Seguidamente, en torno a una mesa redonda, sentados sobre un lado del escenario con la guitarra del maestro Francisco Manuel Días y Miguel Medina, que hizo de interlocutor, empezó haciéndome unas preguntas sobre la procedencia y el origen de diversos cantes, a los cuales después de ilustrarlos, procedí a cantarlos, con lo cual el público se enteraba de lo que  hacíamos, y les gustó bastante ya que no están acostumbrados a esto, y entre charla, cante, baile y la poesía que recitó Curro Albayzín se nos fueron casi tres horas de espectáculo sin que la gente se movieran de los asientos.

El acto terminó con la entrega de unos trofeos que nos entregó el ayuntamiento en la persona de su concejal de Cultura, D. Rafael Liñán. Desde aquí quiero agradecer tanto al Excmo. Ayuntamiento de Quéntar, como a su persona, y a Miguel Medina, el haberse acordado de este insignificante cantaor.






Arriba, Arturo Fernández y Rafael Liñán


De izquierda a derecha
Miguel Medina, Arturo Fernández, Mariví, Curro Albayzín y Susi








Sobre la mesa redonda, de izd. a dech.
Verónica, Curro Albayzín, Arturo Fernández y Francisco Manuel Díaz.











                                                                               



21/2/11

OLE POR LOS QUE SABEN

Con fecha 13 de febrero de 2011, mi amigo, Juan Pinillas, en su crónica del diario Granada Hoy, bajo el titulo de: "Ole por los que saben", nos venía a decir: "¿Quién entiende 'de verdad' de flamenco? El arte jondo está lleno de enteraos, pero entendidos pocos en Granada quedan algunos.
Uno de los asuntos más turbios y polémicos del flamenco es el que abarca el campo del conocimiento, de 'saber' de cante, pero de verdad, como se apresuran a matizar algunos: Saber de verdad. Es decir, por ejemplo, de entre los 300 socios que tiene la Peña de la Platería, por tomar por referente uno de los templos sagrados del flamenco, apenas unos cincuenta saben de cante, y apurando de esos cincuenta, que sepan de verdad no llegan a veinte: Francisco Manuel Díaz, Curro Andrés, Chanquete, Arturo Fernández, Antonio Trinidad, Miguel Ángel González, Curro Albaicín, Rafael Moreno, son algunos de los ejemplos a seguir."





Mi amigo Juan lleva toda la razón, pero yo voy a ir más lejos; lo de menos en este arte es que estos 'enteraos' se las den de saber  porque al final se les demuestran lo contrario. Lo peor de todo esto, es que al final terminan manejando este arte y medrando en su beneficio, incluso, algunos aprovechan el ser presidentes de algunas peñas para ir de jurado en los concursos de cante,y ser manipuladores de éstos sin ningún rubor, amén de querer ser los protagonistas por encima, incluso, de los artistas en todos los eventos a los que asisten. Pero de esto, aquí en Granada, ya lo llevamos sufriendo muchos años.

                                            Si lloras que sea en silencio,
                                            que nadíe te vea llorar,
                                            que los llantos que se ven esos
                                            no son de verdad.

                                                                                                                                                          Arturo Fernández.






3/1/11

A Enrique Morente Cotelo



¡Ay! sí, sí,
calles del Albaicín guardas silencio,
que la muerte no es deseada
y me ha herido en el pecho.

Por la vega de Granada
el aire va mal herido
lastimado por los golpes
lastimeros de cuatro cirios.

El tiempo se detuvo frío, inmóvil
esa tarde gris de otoño inusitada
y mustia quedó la flor sin pergamino
donde pintar tu rostro triste y vencido.

¡Ay, triste corazón abatido!
camino de la fuente del Avellano
va en un suspiro, bajo la luz
tamizada y llorosa del camino.

                                                                      
Allá a lo lejos por el horizonte
se fue buscando nuevos cantares
por esos montes, a otros mares
en el remanso de la tarde.

Del polvo de la tierra tú has nacido
y en polvo de la tierra te has fundido.
¡Ay! la pena y la que no es pena 
juntas van de la mano por la alameda
y el aire conmovido de Granada llorando queda...
                                    Arturo Fernández


                                                                                   
                                                                                                        Granada, Teatro Isabel  La Católica                         





                                                                                                                                                                      


Suena con voz de silencio
la campana de la Vela,
hoy nos ha dejado Enrique,
Granada llora de pena.

                    Arturo Fernández.        










Seguidores

Datos personales

Mi foto
Granada, Andalucía, Spain